Evidencias

Es importante contar con insumos que permitan:

  • Reflexionar luego de la actividad
  • Conocer el proceso de aprendizaje del estudiante.
  • Que un lector externo conozca la idea general de aprendizaje profundo en dicha propuesta.

Existen muchos tipos de registro. Es importante, cuando elegimos poner fotografías como evidencia, un pie de foto con una breve descripción de esta, que puede facilitar el proceso de comprensión de parte de un agente externo a la actividad.

Tipos de registro

A continuación te proponemos algunas herramientas con las que puedes trabajar con los estudiantes y que sirven como evidencias del proceso:

 


Ciclos cortos de retroalimentación

Utilizar la metodología de los ciclos permite al docente monitorear y entender los aprendizajes de los estudiantes. Establecer momentos de intercambio ayuda a los docentes a conectarse mejor con el estudiante y también le brinda a este seguridad y confianza en su trabajo.
Hattie y Timperley (2007) consideran cuatro tipos de retroalimentación:

  • Centrada en la tarea (información sobre logros)
  • Centrada en el proceso (información sobre el grado de conocimiento, procesos cognitivos)
  • Centrada en la autorregulación (proporciona información para brindar autonomía y el aprendizaje autodirigido)
  • Centrada en la propia persona (desarrollo personal, esfuerzo y compromiso con el aprendizaje)

El punto de partida es que los estudiantes conozcan cuáles son las metas que orientan la actividad de aprendizaje. En niveles más avanzados, los estudiantes pueden participar en la construcción de criterios de logros relacionados con dichas metas.

Recuerda que puedes hacer uso de la tecnología para facilitar y promover la retroalimentación; te recomendamos utilizar recursos virtuales que te permitan comunicarte con el estudiante en cualquier momento y lugar. Algunos ejemplos pueden ser: Facebook, WhatsApp, foros de CREA, encuestas de Google.

La retroalimentación puede implementarse a través de múltiples dinámicas que implican la coevaluación, la autoevaluación y la evaluación del docente al estudiante.

Finalmente, es necesario establecer nuevas metas de aprendizaje que permitan responder a la pregunta: ¿hacia dónde voy ahora? Esta instancia se realiza una vez que analizamos y reflexionamos sobre todo el proceso.